20_ABRIL_ERRORES_AL_SEGMENTAR.jpg

Errores comunes al segmentar a tu mercado objetivo

Para que la comunicación en la publicidad sea exitosa es necesario segmentar el mercado objetivo.

Conocer a tu público objetivo a fondo es la tarea número uno. No podrás comunicarte con él si no sabes qué le interesa, cuáles son sus necesidades, qué lenguaje usa, qué medios consume e incluso, a cuánto asciende su ingreso disponible.

La segmentación es la herramienta más importante al momento de diseñar una estrategia publicitaria, y de hacerlo bien dependerá el retorno sobre la inversión (ROI) de tu campaña.

Para asegurarte de que estás dirigiendo tu mensaje al segmento de mercado correcto, debes evitar estos errores:

1. No respaldar tu segmentación en datos

Puedes tener un buen conocimiento del producto o servicio, pero aún así no saber con exactitud cuál es su mercado.

Si apenas estás iniciando tu negocio, lo ideal es que realices un estudio de mercado y realices ejercicios de sondeo limitados por correo electrónico y plataformas sociales para que midas la respuesta del público.

Si tienes una empresa establecida, seguramente tendrás información precisa sobre tus clientes, ya sea por su historial de compra o a través de sistemas automatizados de relación con el cliente como un CRM.

2. Hacerlo con base en información imprecisa

Ya sea porque los datos con que cuentas sean obsoletos o redundantes, corres el riesgo de que tus anuncios terminen siendo un desperdicio de tiempo y recursos.

Los intereses y gustos de los consumidores cambian tan rápidamente que analizar a tu mercado objetivo debe ser una tarea constante. Revisa la información que tienes sobre tus clientes periódicamente para que dispongas de datos precisos cuando lo requieras.

3. No contar con suficiente información

Un análisis de mercado se basa en un sinnúmero de variables, y no contar con información sobre cada una de ellas puede hace que tus anuncios resulten demasiado dispersos y no lleguen al público que deseas.

Al investigar quiénes son tus clientes, actuales y potenciales, asegúrate de recabar todos los datos pertinentes: desde su género, su edad y su escolaridad hasta su poder adquisitivo y sus intereses.

Así, cuando tengas que dirigir una campaña a un segmento dentro de ese mercado te será más fácil identificar quién es tu público ideal y enfocar tus esfuerzos en él.

4. No segmentar de acuerdo a tu objetivo

Cada campaña publicitaria tiene un objetivo, ya sea captar clientes nuevos o aumentar las ventas o generar lealtad de marca, así que el segmento del mercado al que te diriges puede ser distinto cada vez.

Define qué es lo que quieres conseguir con tu estrategia de marketing para que decidas a qué público meta en específico te enfocarás.

5. No usar los canales adecuados

Este es otro aspecto en el que la segmentación puede fallar. ¿De qué sirve que conozcas a quiénes te vas a dirigir si no usas los canales que favorecen?

Conocer a tu público meta implica saber qué medios consumen, en cuáles plataformas tienen confianza y a qué canales responderán mejor.

¿Es mejor que envíes tus mensajes publicitarios mediante correos electrónicos directos a los que pudieran considerar invasivos e ignorar, o usar otras vías a las que, según los datos, se muestran más abiertos, como un anuncio de radio en su programa favorito?

De la segmentación correcta dependerá que tu campaña tenga los resultados que esperas. No escatimes en los esfuerzos de conocer a fondo a tu mercado meta y verás que tu inversión en publicidad te ofrecerá grandes recompensas.

manual-para-segmentar-publico-objetivo

Consejos de marketing y publicidad
Compartir:
Comentarios